Intercambio gratis de Enlaces El Piano Para Todos. Armonía Colombiana.

domingo, 26 de marzo de 2017

ANITA LA BOGOTANA. Pasillo. Transc. para piano Gerardo Betancourt. Gráfico, audio, biografía.


video
Terig Tucci (Balvanera en Buenos Aires, 23 de junio de 1897 - Forest Hills, Nueva York, 28 de febrero de 1973) fue un compositor argentino, director de orquesta, violinista, pianista,  y ejecutaba la mandolina
Tucci estudió violín y armonía en Vivoli Luis Alfonso de Maria y en el Instituto Musical Cesi en Buenos Aires.
De 1919 a 1923 trabajó como violinista en los teatros "Politeama", "Excelsior" y "Avenida" y en las películas "Atenas" y "Bijou" en Buenos Aires. En agosto de 1923 se fue a los Estados Unidos y trabajó como compositor y arreglista, en folclore el folclore, especialmente de América Latina.
De 1930 a 1941 trabajó para la National Broadcasting Corporation (NBC), bajo la administración de Hugo Mariani, Negro Frank, Spitalny Leopoldo, Rappee Ernie, Kostelanetz Andrée, Percy Faith y Miller Mitch. De 1941 a 1947 fue director de la orquesta y trabajó para
 General Electric International. De 1951 a 1959 fue director artístico y jefe del departamento de América Latina de la Voz de América y también desde 1932 hasta 1964 del Departamento de América Latina de la compañía discográfica RCA Víctor.

Más tarde formó una big band en la que entre otras cosas, Remo Bolognini (Argentina), Eduardo Zito (Argentina), Rafael Galindo (México), Juan Manzo (España) como violinista, Abraham Thevenet (Uruguay) en el piano, Guido Domingo ( Uruguay) al bajo, Vicente Navatta (Uruguay) en el cello, Juan Serry Sr. (ítalo-americano) en el acordeón, y Joe Biviano (ítalo-americano)  acordeón dondejugó un papel importante. Esta orquesta acompañó a Carlos Gardel.

ANITA LA BOGOTANA. Pasillo Terig Tucci. Transc. para piano Gerardo Betancourt.


ANITA LA BOGOTANA. Pasillo. Terig Tucci. Transc. para piano, Gerardo Betancourt. by Gerardo Betancourt on Scribd

sábado, 18 de marzo de 2017

LA GATA GOLOSA. Pasillo fantasía. Fulgencio García. Transc. para piano Gerardo Betancourt. Gráfico, audio-vídeo, biografía.


video
Nacido en Purificación, Tolima, el 10 de mayo de 1880, y fallecido en Bogotá el 4 de marzo de 1945, el compositor Fulgencio García fue un discípulo avezado de Pedro Morales Pino, tal vez el mejor de ellos.
Hizo su carrera en Bogotá donde residió desde temprana edad y se convirtió en un excelso ejecutante de la bandola, aunque también dominó otros instrumentos de cuerda. Hizo parte de las estudiantinas de su maestro y de Emilio Murillo. Su principal composición es, a todas luces, La gata golosa que data de 1912 y llevó inicialmente el nombre de Soacha, pero que fue rebautizada en una dulcería ubicada justamente en esa población cundinamarquesa.
Otras piezas de su producción son los pasillos instrumentales Vinotinto, Coqueteos, Castilla y Toño; los bambucos Qué nos importa bien mío y El destemplado, la gavota Luna de miel; Diciembre y Del mar la ola, entre muchas más.



viernes, 17 de marzo de 2017

LA GATA GOLOSA. Pasillo. Fulgencio García. Transc. para piano Gerardo Betancourt.


LA GATA GOLOSA. Pasillo. Fulgencio García. Transc. para piano Gerardo Betancourt. by Gerardo Betancourt on Scribd

jueves, 2 de marzo de 2017

GUABINA TOLIMENSE. Por Alberto Castilla. Transc. para piano por Gerardo Betancourt. Gráfico, audio y biografía.


video


Alberto Castilla 
Hijo del periodista, político y poeta antioqueño Clodomiro Castilla Baena y doña Mercedes Buenaventura Galindo, tolimense, nació Alberto Castilla en Bogotá el 9 de abril de 1878. Su abuelo paterno fue chaparraluno y su padre, aunque antioqueño, desempeñó varios cargos en el Tolima, entre ellos los de Magistrado del Tribunal Superior y Diputado a la Asamblea; Un tío suyo, Tadeo Galindo, murió fusilado en Medellín y, en carta al periódico ibaguereño El Pueblo,
Castilla describe esta muerte como heróica sin que se conozcan detalles al respecto. En dicha carta describe a su abuelo materno, don Joaquín Buenaventura, como un valor absoluto en la ingeniería colombiana. El nacimiento de Alberto Castilla tuvo lugar en la parroquia de Santa Bárbara, en la casa marcada hacia las primeras décadas del siglo con el número 5-80 y se le bautizó en la Iglesia del mismo nombre.
Cursó sus primeros estudios en los colegios que en la capital regentaban don Joaquín Liévano y don Vicente Gamboa. El bachillerato lo cursó en el colegio Araujo de Bogotá. A lo largo de estos estudios dio claras muestras de su habilidad para las matemáticas y su gusto por el 
arte y la literatura. Sus padres fueron sus primeros profesores de música y desde adolescente tocaba varios Instrumentos.
Impresionado por la lectura de un libro de 
Hipolite Taine en que da cuenta de sus correrías por Italia, no lo piensa dos veces, hace maletas y viaja a ese país. Allí se acendrará su vocación musical y su sensibilidad artística. A su regreso ingresa a la Academia Nacional de Música que dirige el maestro Enrique Price. Es notoria su afición por la vida bohemia y en el transcurso de largas veladas nocturnas se hace discípulo informal del conocido músico Emilio Murillo quien, a su vez, había sido discípulo del maestro Pedro Morales Pino. Poco después de estallar en 1899 la guerra de los mil días, interrumpe sus estudios musicales para marchar al Tolima y enrolarse en las filas revolucionarias del general chaparraluno José Joaquín Caicedo Rocha. Participará en la contienda por espacio de dos años.
Combate en numerosas batallas y recibe varios ascensos. Al término de la guerra; en 1902, con la amargura de ver derrotada la causa rebelde del liberalismo, fija su residencia en el Tolima pero no abandona del todo a Bogotá, donde por una temporada se desempeñará como administrador del salón de billares El centro de la juventud, de propiedad de don Benjamín Martínez Recuero, en forma simultánea con su condición de jefe de meseros en el prestigioso Gun Club. El creador del 
Conservatorio de Música del Tolima y de los Congresos Nacionales de Música, fallece en Ibagué el 10 de junio de 1937; tuvo una vida multifacética: ingeniero del Ferrocarril del Pacífico, internacionalista, literato, compositor, periodista, matemático, orador, políglota, catedrático, nadie como Alberto Castilla encarna, sin embargo, el espíritu musical de la ciudad que lo acogió y recuerda como uno de sus hijos predilectos. (Tomado de alcaldiadeibague.com)







GUABINA TOLIMENSE. Alberto Castilla B. Transc. para piano Gerardo Betancourt.


GUABINA TOLIMENSE. Alberto Castilla B. Transc. para piano Gerardo Betancourt. by Gerardo Betancourt on Scribd

lunes, 13 de febrero de 2017

MANO CHEPE. Bambuco. José I. Tovar. Transc. para piano por Gerardo Betancourt. Audio.

video



Escrito por Diego Fernando Tabares
Martes, 13 de febrero de 2007
El pasado martes 6 de febrero, falleció en Medellín, ciudad donde vivió sus últimos 10 años, el
compositor huilense JOSE IGNACIO “EL PAPI” TOVAR MEDINA.
El papi hace 7 meses recibió, en el marco de las fiestas del Sampedro, la Orden de la
Huilensidad. Nació en 1922 en la capital del departamento del Huila y desde muy temprana
edad comenzó a mostrar sus dotes musicales, guiado por su padre José María Tovar y por el
gran músico huilense Anselmo Duran Plazas, quien le enseñó solfeo. El Papi Tovar, fue
intérprete de bandola, guitarra y banjo. Desde ‘Camino Real’ su primer tema, el maestro
Tovar, dejó cerca de 500 composiciones. Fue integrante de agrupaciones como Los
Rivereños, con quienes recorrió el territorio patrio, también estuvo como integrante de El
Cuarteto Fantasía, agrupación en la cual compartió con otro gran músico colombiano como
fue Carlos Julio Ramírez. En su larga trayectoria artística, el maestro Tovar estuvo alternando
en diferentes escenarios con artistas como Los Panchos, La Sonora Matancera, Los
Embajadores, el Ballet de Sonia Osorio, Álvaro Dalmar y muchos más.
Sus aportes al folclor de la región huilense, lo hicieron merecedor a múltiples homenajes, entre
los que podemos mencionar además de la Orden de la Huilensidad, el Tambor de Oro y El
Colono de Oro, esta última otorgada por el gobierno del departamento del Caquetá.
Los últimos tres años del maestro fueron difíciles debido a quebrantos constantes de salud, los
cuales se incrementaron luego del fallecimiento el año pasado de su esposa, la señora
Concepción Hernández, con quien compartió 62 años de vida matrimonial, unión de la cual
nacieron 10 hijos. Entre sus composiciones podemos mencionar Camino Real, Huila de mis
amores, Mano Chepe, Las Lavanderas, Ulises, Luz y sombra, Soy del Alto Magdalena, y
muchas más, desafortunadamente aún gran parte de la obra del maestro se encuentra inédita.